miércoles, 22 de abril de 2020

COVID-19 deja pérdidas millonarias en la industria del espectáculo de la RD

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS.- La crisis sanitaria por el coronavirus silenció el espectáculo y afectó el conjunto de empresas que sustentan el montaje de actividades artísticas, corporativas y de carácter social en la República Dominicana, según afirmaron representantes de esta industria.
Además de numerosos artistas, han sido afectados camareros, empresas de alquileres de sillas, mesas, decoración, iluminación, gastronomía, comida, edecanes, de seguridad privada y transporte asi como encargados de vestuarios, bailarines, maestros de ceremonias y personalistas, entre otros.
En una reunión organizada por la filial Santiago de ACROARTE, mediante el sistema de videoconferencia Zoom, Alberto Mota, Mery Hernández (La India Canela) y Krency García (El Prodigio) analizaron las implicaciones sociales y económicas del COVID-19 para el arte y el espectáculo dominicano.
Participaron en la misma cronistas de arte de dicha filial, que preside Grisbel Medina,  así como periodistas interesados en el tema.  Yamira Taveras motivó la conferencia y la vicepresidenta nacional de ACROARTE, Gladialisa Pereyra,  dirigió el turno de preguntas y respuestas.
Mota, presidente de Mota Producciones, calcula que unos cien millones de pesos dejarán de mover las empresas de servicios técnicos y artistas ante la suspensión de actividades por efecto de la pandemia, que a la fecha ha cobrado la vida de 226 personas en República Dominicana.
¨El área de servicios técnicos tiene grandes preocupaciones. Es parte del mercadeo de las empresas y es la más afectada cuando se producen recortes¨, reconoció.
Mota dice que tenía pautado varias actividades para el programa República Digital, del Ministerio de Educación, entre otras que también se diluyeron.
El empresario asegura que el sector eventos ¨sería el último en reiniciar¨ actividades en la República Dominicana.
Krency García (El Prodigio) no percibe que las actividades se reanuden en corto plazo. A su juicio, la música emplea choferes, tramoyistas, manboys, manejadores, asistentes, músicos, cantantes, quienes sustentan familias que ahora están sin trabajo.
El reconocido acordeonista declaró que a través de la Sociedad de Artistas, Intérpretes y Ejecutantes (SODAIE) muchos se benefician del Fondo de Asistencia Solidaria al Empleado (FASE), establecido por el gobierno dominicano, pero destacó que ¨es importante que quien puede un poco, se esfuerce un poco más¨, ya que aún faltan muchos músicos por amparar.
Antes de que la cuarentena apagara las luces del espectáculo, El Prodigio tenía tres semanas de show en EEUU y solo pudo hacer dos. En el país tenía contratadas 15 actividades y todas se cancelaron.  
García lamenta que el COVID-19 no permitiera despedir como se merecía a ¨la gran leyenda de nuestro género¨, Bartolo Alvarado, el Ciego de Nagua, fallecido recientemente en Nueva York.
 El artista planea canalizar su talento de manera digital para que el público ¨sienta la alegría de vivir¨, porque la música ¨es bienestar¨.
Aferrarse a Dios
Aunque le cancelaron varias actividades, incluso de julio y agosto de este año, Mery Hernández (India Canela), asegura que el trabajo se recuperará y que es preciso mantener la fe en Dios. ¨Lo más triste son las pérdidas humanas. Es un momento difícil para nosotros, mantengamos la fe¨, expresó la acordeonista. FT/ALMOMENTO.NET

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pages